Hacia 1992, Fito Páez era ya un músico muy reconocido –Tercer mundo había sido un éxito en ventas y nadie dudaba del talento del rosarino- pero aún no estaba subido al trono de hierro que compartían La casa García y la casa Spinetta. Fue por eso que en El amor después del amor el rosarino armó una ceremonia de entronización propia, algo así como Napoleón autocoronándose en Notre Dame. De este concilio participaron todos: Charly, Luis Alberto, Gustavo Cerati, Andrés Calamaro, Mercedes Sosa, el Chango Farías Gómez, Celeste Carballo, Daniel Melingo, Fabiana Cantilo y Claudia Puyó. ¿La banda sonora? “El amor después del amor”, “Tumbas de la gloria”, “Dos días en la vida”, “Tráfico por Katmandú”, “A rodar mi vida”, “Pétalo de sal”…

Todo lo que tocó este álbum, lo convirtió en récord: de las 14 canciones incluidas, diez fueron singles; vendió más de un millón de copias, lo que lo puso al tope de las ventas históricas del rock argentino; la presentación la constituyeron diez Gran Rex llenos y dos estadios de Vélez colmados, más uno adicional a beneficio de UNICEF.

Es que se trata del disco perfecto, el gol a los ingleses que soñó Maradona jugando en el barro de Fiorito, San Martín cruzando los Andes, subir al colectivo en hora pico y encontrar un asiento solo al lado de la ventana. De esas pequeñas y grandes victorias está hecho El amor después del amor. Y seguro nos quedamos cortos.

Fuente: https://silencio.com.ar/play/de-peor-a-mejor/fito-paez-rankeado-de-peor-a-mejor-49330/